WSOP 2010: El blues del seguidor:Day 32 y 33

Amazon Room, martes,21h52. Tarde noche tranquila: ninguna final programada. La zona de prensa esta medio vacía de sus ocupantes habituales. Pero de todas formas, después de las ocho de la tarde, no hay prácticamente nadie para el seguimiento de los torneos. Los organizadores de las WSOP distribuyen cada año centenas de acreditaciones, pero casi nadie las usa.

Y no les quito la razón, a los que ya se han marchado esta tarde: el ambiente es mortalmente aburrido. La forma la mas “improductiva” y aburrida de hacer un seguimiento para un torneo de poker, es sencillamente de mirarlo de cerca. Pasar horas deambulando entre las mesas en búsqueda de una jugada interesante que relatar, esperar unos largos minutos ante dos jugadores a que uno se decida, para finalmente verle tirarse, entonces no hay nada interesante que contar, y pasas a la siguiente mesa con la esperanza que algo ocurra. Pero cuando algo acaba pasando te preguntas si merece la pena contarlo. ¿A quién le importa las manos jugadas, y el descuento de los stacks en mitad de la primera o segunda jornada cuando aún quedan centenas de jugadores compitiendo? Hace treinta días que Pauly saca un articulo al día sin jamás haber mencionado una sola mano, y su blog es tan bueno que es el único sitio que leería si no estuviese in situ.

Si solo fuese por mí, solo cubriría las mesas finales…El fin es el periodo más importante de un torneo, ¿no? Me colocaría en las gradas con mi bloc de notas, estudiaría perfiles de cada uno de los jugadores detenidamente, trataría de descifrar un simili de guion, de describir el ambiente, los gritos alrededor de la mesa, los resurgimientos de última hora  y los bad beats improbables, y hablaría unos minutos con el ganador, tratando de entender de donde viene, porque está ahí, lo que ahora tiene pensado hacer, ese estilo de cosas.

Ahora mismo, nuestros reportajes siguen una formula bien  establecida, rodada, pero que cada vez más me cuesta apreciar. En el arranque de cada torneo, llegamos, buscamos cuales están entre los franceses, sacamos algunas fotos, charlamos un poco, pero no es fácil porque están todos jugando, y la última cosa que me apetece es de ir a molestar un tio que ha pagado 5.000$ para jugar un torneo de poker. Una vez que las presentaciones están hechas, tratamos de seguir la traza de nuestros pupilos a lo largo de la jornada, intentando presentar un tablero exhaustivo de la situación, lo que resulta imposible ya que solo somos dos para seguir cuatro, cinco o seis torneos simultáneos, y aunque fuésemos cincuenta, las obligaciones del reglamento nos caerían encima (un único articulo por hora y por torneo, es la norma). Al acabar el día, contamos los sobrevivientes, nos despedimos, hasta mañana, y volvemos doce horas más tarde para seguir el torneo donde se paró la víspera. Y así hasta la mesa final. Ese tipo de formula funciona de maravilla cuando un francés va lejos como en el Short Handed 5.000$   o  el Pot Limit 10.000$.Desde las primeras manos hasta las últimas reconstituimos  su recorrido, seguimos su evolución, le escuchamos contar sus humores, sus planes, sus estrategias. Pero en jornadas como las que acabamos de vivir, ese plan muestra claramente sus límites. Un caso de escuela: el Pot Limit de 5.000$. Había muchos franceses en juego y buenos pero al final me pase la noche contando muertos sin tener realmente algo interesante que contar. Unos quince al inicio del torneo reducidos a tres al finalizar el día uno para después acabar liquidados en dos horas. En el Day 2 del No Limit de 1.500$, fue de lo mismo: con paciencia, encontré los ocho jugadores franceses inscritos, relatar sus respectivas entradas ITM y…me pase lo que quedo de día a tachar nombres sobre mi bloc de notas, incapaz de estar en el buen lugar y el buen momento para captar, al vuelo, las jugadas claves. Cuando digo que mirar un torneo de poker es aburrido e contra productivo (aquí, hablo de los días antes de la final), va en serio: perdemos nuestro tiempo. Todas esas manos, esas eliminaciones, esas noticias publicadas durante la partida, son inútiles, nada mas publicadas ya están olvidadas. Idealmente habría que centrarse sobre los éxitos y olvidar los fracasos. El problema es que, estos últimos, constituyen el 99% de la vida de un jugador de torneos. Y me da la sensación que he pasado el verano en hacer las crónicas de los fracasos franceses.

En el momento que escribo, 47 de las 57 pruebas de las WSOP están detrás de nosotros y no hay de que sentirse orgulloso del balance de los galos, comparándolo con años anteriores. Ciertamente podemos reivindicar una victoria en el Ladies Event, pero es el árbol centenario que” esconde el bosque”: mini cash por decenas, resultados insignificantes pronto olvidados, muchas, muchas, muchas, ocasiones falladas ,solo cinco finales y historias sin acabar con “¿ y si?” : Bruno Launais y Tallix en el 6- max, Nicolas Levi en el shoot out, Marc Inizian y Clement Thuny en el PLO 10.000, Cuts en el Head´s Up…A cada vez, la historia se paro demasiado pronto para  realmente ser memorable. Nos hemos quedado con hambre.

Globalmente, estas WSOP tampoco quedaran en la historia. ¿Quizás  sea la lasitud que este ahora hablando? Ya he olvidado los temas de la mayoría de mis artículos. Solo recuerdo tres nombres: Tom Dwan, Phil Ivey, y Michael Mizrachi. Que ya no está mal. ¿Los otros, los Frank Kassella, Gavin Smith, Allen Kessler, Men the Master? Todos rápidamente barridos por los torneos que se suceden día tras día.

Dicho esto, aun queda algo para acabar. Tengo muchas esperanzas en las tres últimas semanas para concluir las WSOP de buena manera. Ya puedo ver el final como si fuese mañana: cuatro días intensivos ya, ahora mismo, focus sobre el Short Handed de 25.000$,un torneo que me genera una expectativa enorme , después, un día de descanso antes del gran chapuzón… El Main Event. Doce jornadas en apnea (con un entreacto de por medio),y ahí esta,si los franceses pueden conseguir algo grande al menos en una de esas dos pruebas, entonces estos dos meses en Vegas habrán merecido la pena.

Dos blogs más que leer: ChipBitch.net, de mi amigo Alex, reportero de Pokernews ,originario de Costa Rica, buenas historias salaces , y Under the Belt, deMaanu (Poker770),un tio con quien he compartido muchos buenos momentos en las partidas privadas de Lille, y que he visto transformarse poco a poco en un autentico reportero de poker, con su mirada y sensibilidad  propia.

Para acabar, noticias de Lost Vegas… Pauly ha echado un inmenso suspiro de alivio poniendo un término a cinco años de esfuerzos: su libro ya está a la venta. Le felicito como se da la enhorabuena  a una mama que acaba de dar luz. La  labor fue larga y dolorosa. Para ponerlo en circulación el buen doctor habrá recurrido a ese nuevo tipo de impresión por pedido que le permite despreocuparse de lo que esté en existencias o en depósito y los que estén sin vender: los libros se hacen a medida que llegan los pedidos, y el autor es auto-publicado (ninguna editora viene por el medio para cobrar su porcentaje). Por mi lado he conseguido un nuevo plazo de mi editora francesa, y he de acabarla para el mes de septiembre. Gracias a dios porque jamás hubiera estado listo para el 15 de agosto. Si no tenéis ganas de esperar podéis pedir la VO aquí.

Benjo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s