WSOP 2010: Light- Day 42,43 y 44

Amazon Room, 20h20. He cancelado mi 482ª visita del verano al In-N-Out Burger: demasiada gente. La fila de coches para el drive trough daba la vuelta del edificio, y a primera vista la espera dentro superaba la media hora. No era el único en tener ganas de un Double Double para el descanso de la cena del Day 2B del Main Event. Por lo tanto volví al Rio y tuve que conformarme con un infame bocadillo de pollo asado del cual tendré toda latitud para arrepentirme durante las dos horas que nos queda de curro.

Ya casi estamos. El final del túnel. Es casi ya imposible levantarse por las mañanas. Las horas de sueño que hay que recuperar suman una cantidad astronómica, que necesitaran varias semanas para ser recuperadas. Cada mañana espero el último segundo, rechazo la sentencia del despertador lo más tarde posible antes de titubear fuera de la cama, hacia la ducha, después hacia el coche, los ojos medio abiertos sobre la autopista 215.Hay que aguantar, mantener las apariencias intactas aun algunos días. Seguir siendo pro, darle caña en la recta final mientras el cielo se va aclarando en el horizonte, acabar el reportaje de la mejor manera posible, concluir siete semanas de apnea sin errar demasiado.

Hay un poco de melancolía en los últimos días de las World Series of Poker . Para muchos, ya se acabo todo. Las cuatro primeras jornadas han limpiado un tercio de los 7.319 participantes del Main Event, y la mitad de los que habían conseguido sobrevivir se han hecho liquidar en la segunda. La taquilla de inscripciones está definitivamente cerrada hasta el año que viene: ya no hay un siguiente torneo, una oportunidad de remontada económica, ninguna otra posibilidad de conseguir un nuevo  brazalete. Para la mayoría el verano ha sido desastroso, siguiendo la dura ley “darwiniana” propia  a los torneos de poker. 10% de ganadores por torneo y apenas un 1% realizando un real incremento financiero. Para todos los otros es el típico fracaso con importes variables.

Para miles de jugadores ya es hora de hacer las maletas, eventualmente cambiar el billete de avión, aprovechar de las últimas fiestas para rematar el conjunto, despedirse de lo amigos. Y después, habrá un blanco, una pausa de algunas semanas en los torneos, antes de que el calendario nos haga otra vez su llamada. European Poker Tour, World Series of Poker Europe, World Poker Tour Londres, Partouche Poker Tour…La máquina  de hacer sueños nunca se para. Siempre hay el siguiente torneo. Es la recompensa detrás de la que uno corre, tan cercana pero tan inalcanzable a la vez.

Los cuatro Day 1 del Main Event pasaron a toda velocidad, seguidos por los dos Day2 que tan solo fueron una repetición de los Day 1, con un ritmo de eliminaciones más elevado. Ahora en el momento que escribo estas líneas casi hemos acabado con el Day2. Por fin las cosas serias van a empezar: la entrada en los puestos pagados, y después, la larga marcha hacia la mesa final. Muy poco que decir sobre estas seis primeras jornadas, ningún real escenario que destacar. Hay pros que suben stacks, hay pros que bustean, hay pros que se quedan estancados, nada que no hayamos visto ciento de veces. Con Harper nos hemos conformado en seguir un máximo de franceses en esta larga introducción, contar lo máximo de manos y anécdotas. Menos mal, nuestro plato se mantuvo lleno, han sido 118 en sobrevivir en el Day 1, contra 87 en 2009, y muchos de ellos tienen  stacks grandes.

Probablemente serán unos cuarenta los que entraran en los puestos pagados, y después… Solo cabe esperar que muchos puedan tomar cita con las últimas jornadas, las más importantes.

El Team Winamax no ha desarrollado un buen papel en el Day 1 con solo tres clasificados para la segunda vuelta: Alexia, Antony et Ludovic. Nuestros local héroes en cambio se han salido con las suyas…Tengo muchas esperanzas depositadas en ellos para que lleguen lejos en el torneo, son realmente buenos jugadores, quizás futuros grandes.

Antony y Ludovic, justamente…La noche del Day 1C,los dos compinches nos habían convocado a una fiesta para celebrar el cuarto puesto de Cuts en el Pot Limit Omaha de 10.000$. Acepte sin ceñir ojo por dos motivos: 1/ en seis semanas, solo había tenido ocasión de salir una vez, y 2/ una invitación de Antony y Ludovic no se rechaza, tanto los dos saben preparar fiestas memorables. Con Harper hemos cerrado la jornada a las doce y nos hemos precipitado hacia el Luxor y su famosa discoteca, el LAX. Una mesa VIP estaba reservada.

Ah, la segregación en las discotecas… Mientras que el 90 % de los juerguistas se amontonaban en el dance floor, con el espacio mínimo para respirar y sostener sus copas, yo y mis amigos estábamos tumbados como pachas sobre los sofás a unos metros de esos pobres diablos, sabiamente hacinados detrás del cordón de seguridad/segregación. Teníamos todo el sitio del mundo para servirnos copas con las botellas esparcidas sobre nuestra mesa privada, protegidos de la plebe por un ejército de vigilantes que mantenían sonrisas para nosotros y mostraban rostros de matones hacia los ciudadanos de segunda clase al otro lado.

La situación se intensifico cuando el invitado de la noche apareció: Ja Rule, la famosa estrella del hip-hop. En fin, tampoco lo sé, creo que fue famoso en los 90, reconocí algunas canciones. Para el show, Ja Rule se coloco sobre la mini escalera que lindaba nuestra mesa. Estaba tan cerca que le podía tocar ( pero me abstuve). Detrás de las barreras, todas las chicas estaban como locas. Resumiendo nos pillamos un pedo monumental, como rock stars, y sobre las cinco de la mañana, entre en un strip club de Vegas por primera vez desde hace más de un año. Cuando salimos, la luz del día nos picaba los ojos, y el sol ya atizaba duro con 35 grados. Parece ser que Harper me despertó a las once de la mañana para poder ser puntuales en el curro y le hubiera contestado:” Pirate, dormimos”. No tengo ningún recuerdo de ese episodio. En cambio recuerdo perfectamente abrir los ojos a las 15h30, realizando de repente que el Day 1D estaba en marcha desde hacía más de dos horas. Creo que en ese momento aun estaba pedo. Nos dimos prisa en prepararnos, y me pase el resto del día remando para construir una frase mínimamente comprensible. Bueno, tampoco es grave… Al fin y al cabo solo es un Day 1. No es el tipo de broma que me saldrá durante el Day 6  o 7.

Tras haber fallado todas las  fiestas antes del Main Event, me siento propenso a recuperar el retraso este fin de semana. Mañana llega el único día de pausa oficial de las WSOP, con, de paso, un freeroll de estructura turbo en el cual intentare  meterles bad beats a mis colegas en un ambiente amigable y de buen humor. Esta noche los coyotes de PokerListings organizan una fiesta enorme en su rancho. Se esperan 200 personas, la mayoría conocidos. Toneles de cerveza, piscina, trampolín, un jardín grande y verde (una rareza en las Vegas), hasta un grupo tocara. Y mañana por la noche el “pedazo grueso”: la fiesta de PokerStars, tradicionalmente la más grande de las WSOP y también la más difícil de penetrar, pero he conseguido una entrada. Para la programación nada menos que un concierto de Snoop Doggy Dog. Y después nos quedaran seis días de Main Event para acabar oficialmente este verano en Las Vegas. Seis días, un suspiro, a penas lo que dura un EPT.

Benjo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s